TARDÍGRADOS

Ciencia en español -ʟᴀ ʀᴀᴢóɴ ᴇsᴛá ᴀʜí ғᴜᴇʀᴀ-

Posts Tagged ‘Livingston Site’

Ya sé qué clase de ondas gravitacionales fueron detectadas con LIGO

Posted by Albert Zotkin en febrero 15, 2016

Lo que se obtuvo con LIGO no son evidencias directas de la existencia de ondas gravitacionales. Lo que se obtuvo fueron evidencias directas de que unas personas muy negligentes la cagaron bien cagada.

Todo a punta a que Robert Schofield (profesor de la Universidad de Oregón) y Anamaria Effler (una cientifica del Caltech) fueron los responsables directos de la observación de “ondas gravitacionales” simuladas. Estas dos personas estaban trabajando en el LIGO de Livingston en Louisiana aquel día 14 de Septiembre de 2015 cuando se detectó la supuesta señal extraterrestre, y estuvieron todo el día inyectando señales simuladas, más concretamente inyectaban ruidos ambientales del planeta Tierra. Sonidos ambientales tales como (ruidos de motores de coches, sonidos de olas en una playa, motores de aviones, motocicletas, explosiones, cantos y silbidos de pájaros, etc) los de Super Smash Bros Brawl (un videojuego de lucha de Nintendo):

Señoras y señores, que nos digan Robert y Anamaria qué sonidos estaban inyectando en los detectores aquel día. Esto no es serio. Pero, lo peor de esta triste historia es que no sólo estaban aquel día inyectando señales en los detectores de Hanford y Livingston, lo peor y lo más triste es que se fueron al hotel y dejaron encendido el dispositivo de inyección hasta que terminara las tareas por si mismo y se apagara solo. A los 45 minutos de irse al hotel (no se si aún estaban camino del hotel o no) la supuesta señal extraterrestre llegó a los detectores Livingston y Hanford, a este último con un retraso de 7 milésimas de segundo. Pero señoras y señores, el sistema de inyección de señales y ruidos estaba encendido en ese momento y funcionando. No había nadie en la sala, sólo el sistema. Debió sonar la alarma en la sala, la alarma que advierte de que una señal emerge por encima del ruido, pero no había nadie en la sala para escuchar esa alarma. Robert Schofield estaba ya en su motel y Anamaria en el suyo. Y la maquinita seguía inyectando señales medio ambientales en los detectores. ¿y las alarmas sonaban en la sala, y nadie había allí para escuchar nada. ¿Por qué nadie nos dice que aquel día era un maldito dia de pruebas, (a test day), que todo estaba siendo preparado, que no había nada funcionando en modo observacional definitivo?.

Si queremos que ese supuesto descubrimiento llegue a buen puerto se han de determinar algunos puntos. Se han de determinar qué medidas de seguridad de datos se establecieron para todos los dispositivos de LIGO. Se ha de determinar si esas medidas de seguridad y fiabilidad de datos estaban activas en el momento en que se detectó la supuesta señal extraterrestre. ¿Nadie comprobó in situ que el sistema de inyección de señales estaba encendido y que sus operadores se habían ido al hotel dejándolo trabajando solo, sin nadie en la sala?. ¿A nadie se le ha ocurrido comprobar si existen registros (logs) de todo cuanto entró y se hizo en los detectores y por medio de qué canales y dispositivos?. Esos logs deben de hacerse públicos inmediatamente si pretenden que nos creamos que LIGO detectó verdaderas ondas gravitacionales. Algo tan extraordinario como una primera evidencia directa de la existencia de ondas gravitacionales no merece tener ese escenario tan chapucero como el que se dió aquel día 14 de Septiembre de 2015. Los experimentos científicos necesitan seriedad y rigor. Las evidencias directas de ondas gravitacionales no pueden depender de que alguien deje una máquina encendida (inyectando ruidos en los detectores LIGO) y se vaya a su hotel. Robert Schofield y Anamaria Effler abandonaron la sala, pero dejaron una lista de reproducción funcionando, ¿una lista de sonidos y ruidos entre los que se encontraban quizás las señales simuladas de dos agujeros negros fusionándose?. Que se publiquen todos los logs de aquel dia en Livingston site. Alguien debería poner una denuncia y un juez debería recabar todas las pruebas, documentos y logs para esclarecer el asunto y que aflore la verdad de lo sucedido. Señoras y señores, ahora está clarísimo que en aquella lista de reproducción que dejaron con el play on cuando abandonaron la sala, había una que era la señal simulada de ondas gravitacionales de dos agujeros negros colisionando.

Posted in Astrofísica, Gravedad Cuántica, Relatividad | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , | 4 Comments »

LIGO pretende haber matado dos pájaros de un tiro

Posted by Albert Zotkin en febrero 13, 2016

En mi anterior post dejé claras mis sospechas de que este vez los del LIGO han ido demasiado lejos con sus jueguecitos con las inyecciones ciegas de señales simuladas.

black_hole_merger_940x704

Sólo tres personas del equipo directivo de LIGO son las que tienen acceso al software y todos los sistemas informátivos de las inyecciones ciegas . Esas señales simuladas son enviadas a todos los detectores de LIGO que estén en estado observacional. El software mejorado de inyecciones ciegas que tienen a su disposición desde 2015 no sólo es capaz de diseñar formas de ondas sino que, jugando con los tiempos, es capaz de simular la dirección en el cielo de la que procede la señal. ¿Cómo consiguen simular la dirección en el cielo de la supuesta fuente que emite esas ondas?. Muy fácil, si hay por ejemplo dos detectores operativos separados a una distancia D en la superficie de la Tierra, el software de simulación mejorado, fija unas coordenadas celestes para la fuente emisora, y con ese dato y asumiendo que las ondas emitidas han de viajar a la velocidad de la luz en el vacío (porque así lo dicta la Relatividad general), se calculan los retrasos de la señal simulada hacia cada detector. Es decir, la inyección ciega para dos detectores no se hace simultaneamente, sino que llegará a uno antes que al otro para así simular que la señal llega desde un punto en el cielo con cierto ángulo.

El 14 de Septiembre de 2015, cuando se recibió la supuesta señal real de ondas gravitacionales, estaban operativos los detectores de Livingston en Luisiana, y el de Hanford Site, en el estado de Washington. Existe una distancia entre estos dos detectores de 3002 km. La señal llegó antes al detector de Livingston en Luisiana, y 7 milisegundos más tarde llega al de Hanford Site. Si la supuesta fuente emisora de esas ondas y los dos detectores estuvieran situados en linea recta, la supuesta señal habría tenido un retraso mayor, de unos 10 milisegundos. Ese retraso de 7 ms indicaría que la señal viaja a la velocidad de la luz en el vacio, c, y que la fuente emisora está situada con cierto ángulo en el cielo de aproximadamente 45.6 grados.

O sea, LIGO pretende con todo esto matar dos pájaros de un tiro. Por un lado pretende afirmar que la señal es real y pertenece a dos agujeros negros que en ese preciso instante se fundieron en uno solo, y pretende por el mismo precio afirmar con rotundidad que la señal viajó a la velocidad de la luz. Es decir, ya tenemos la evidencia directa de que las ondas gravitacionales existen y la evidencia directa de que esas ondas se propagan a la velocidad de la luz, y todo con el mismo evento. ¡Genial! ¿no?.

¿Dónde está pues el trile en todo esto?. Supongamos que LIGO es un aparato capaz de detectar ondas gravitacionales, pero que estas se propagan a una velocidad superlumínica. Entonces las señales que se detectaron en Livingston y Hanford poseerían un desfase de tiempo significativamente menor a 7 ms. Las sospechas de fraude científico consisten en que todo lo supuestamente detectado es demasiado parecido a lo que dice un libro de texto respecto a cómo ha de ser una onda gravitacional, y además resulta una señal demasiado intensa como para venir de una distancia de 1.300 millones de años-luz. Miras al cielo hacia esa localización y no ves nada, ni un resplandor ni nada. Eligieron algo demasiado alejado para poder ser visto visualmente. Una colisión de dos agujeros negros produciría emisión de rayos X, ¿por qué no se ven esos rayos?. Todo es demasiado sospechoso.

Saludos

Posted in Astrofísica, Gravedad Cuántica, Relatividad | Etiquetado: , , , , , , , , , | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: