TARDÍGRADOS

Ciencia en español -ʟᴀ ʀᴀᴢóɴ ᴇsᴛá ᴀʜí ғᴜᴇʀᴀ-

Posts Tagged ‘Anamaria Effler’

Ya sé qué clase de ondas gravitacionales fueron detectadas con LIGO

Posted by Albert Zotkin en febrero 15, 2016

Lo que se obtuvo con LIGO no son evidencias directas de la existencia de ondas gravitacionales. Lo que se obtuvo fueron evidencias directas de que unas personas muy negligentes la cagaron bien cagada.

Todo a punta a que Robert Schofield (profesor de la Universidad de Oregón) y Anamaria Effler (una cientifica del Caltech) fueron los responsables directos de la observación de “ondas gravitacionales” simuladas. Estas dos personas estaban trabajando en el LIGO de Livingston en Louisiana aquel día 14 de Septiembre de 2015 cuando se detectó la supuesta señal extraterrestre, y estuvieron todo el día inyectando señales simuladas, más concretamente inyectaban ruidos ambientales del planeta Tierra. Sonidos ambientales tales como (ruidos de motores de coches, sonidos de olas en una playa, motores de aviones, motocicletas, explosiones, cantos y silbidos de pájaros, etc) los de Super Smash Bros Brawl (un videojuego de lucha de Nintendo):

Señoras y señores, que nos digan Robert y Anamaria qué sonidos estaban inyectando en los detectores aquel día. Esto no es serio. Pero, lo peor de esta triste historia es que no sólo estaban aquel día inyectando señales en los detectores de Hanford y Livingston, lo peor y lo más triste es que se fueron al hotel y dejaron encendido el dispositivo de inyección hasta que terminara las tareas por si mismo y se apagara solo. A los 45 minutos de irse al hotel (no se si aún estaban camino del hotel o no) la supuesta señal extraterrestre llegó a los detectores Livingston y Hanford, a este último con un retraso de 7 milésimas de segundo. Pero señoras y señores, el sistema de inyección de señales y ruidos estaba encendido en ese momento y funcionando. No había nadie en la sala, sólo el sistema. Debió sonar la alarma en la sala, la alarma que advierte de que una señal emerge por encima del ruido, pero no había nadie en la sala para escuchar esa alarma. Robert Schofield estaba ya en su motel y Anamaria en el suyo. Y la maquinita seguía inyectando señales medio ambientales en los detectores. ¿y las alarmas sonaban en la sala, y nadie había allí para escuchar nada. ¿Por qué nadie nos dice que aquel día era un maldito dia de pruebas, (a test day), que todo estaba siendo preparado, que no había nada funcionando en modo observacional definitivo?.

Si queremos que ese supuesto descubrimiento llegue a buen puerto se han de determinar algunos puntos. Se han de determinar qué medidas de seguridad de datos se establecieron para todos los dispositivos de LIGO. Se ha de determinar si esas medidas de seguridad y fiabilidad de datos estaban activas en el momento en que se detectó la supuesta señal extraterrestre. ¿Nadie comprobó in situ que el sistema de inyección de señales estaba encendido y que sus operadores se habían ido al hotel dejándolo trabajando solo, sin nadie en la sala?. ¿A nadie se le ha ocurrido comprobar si existen registros (logs) de todo cuanto entró y se hizo en los detectores y por medio de qué canales y dispositivos?. Esos logs deben de hacerse públicos inmediatamente si pretenden que nos creamos que LIGO detectó verdaderas ondas gravitacionales. Algo tan extraordinario como una primera evidencia directa de la existencia de ondas gravitacionales no merece tener ese escenario tan chapucero como el que se dió aquel día 14 de Septiembre de 2015. Los experimentos científicos necesitan seriedad y rigor. Las evidencias directas de ondas gravitacionales no pueden depender de que alguien deje una máquina encendida (inyectando ruidos en los detectores LIGO) y se vaya a su hotel. Robert Schofield y Anamaria Effler abandonaron la sala, pero dejaron una lista de reproducción funcionando, ¿una lista de sonidos y ruidos entre los que se encontraban quizás las señales simuladas de dos agujeros negros fusionándose?. Que se publiquen todos los logs de aquel dia en Livingston site. Alguien debería poner una denuncia y un juez debería recabar todas las pruebas, documentos y logs para esclarecer el asunto y que aflore la verdad de lo sucedido. Señoras y señores, ahora está clarísimo que en aquella lista de reproducción que dejaron con el play on cuando abandonaron la sala, había una que era la señal simulada de ondas gravitacionales de dos agujeros negros colisionando.

Posted in Astrofísica, Gravedad Cuántica, Relatividad | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , | 4 Comments »

 
A %d blogueros les gusta esto: